vestuariotitulo

Ya hemos mencionado en escritos anteriores que el primer documento sobre el vestido de la Virgen del Rocío, data de 1631, un testamento de Doña Magdalena de Almonte, donde dice textualmente…”A LA ERMITA DE NTRA. SRA. DE LA ROCINA EN EL CAMINO DE ALMONTE, UNA BASQUIÑA DE DAMASCO DESPIEZADA QUE YO TENGO”…
Esa es la primera referencia documental de1631.
En Almonte se fundó en el 1574, el convento de los Frailes Mínimos, en la actual plaza Virgen del Rocío, lo que hoy es el bar Lomas del Mar, estos frailes fueron encargados de cuidar la ermita de la Virgen del Rocío, sobre finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, se piensa que estos frailes la vistieron con traje de la época por primera vez….
En la actualidad la Virgen del Rocío utiliza dos tipos de vestidos: de Reina y de Pastora.
La imagen de la Virgen del Rocío que hoy en día podemos contemplar, con la forma de sus vestidos y los atributos que la acompañan, ha sido fruto de una larga evolución a través de los siglos. Nada de lo que podemos observar al mirar a la Blanca Paloma es al azar, todo tiene sentido y guarda un mensaje teológico. Precisamente la ráfaga, la corona y la media luna incluso la forma en que presenta y ofrece a su hijo, fruto bendito de su vientre, hacen clara alusión al Apocalipsis de San Juan, capítulo 12, versículos 1,2 y 5 donde se dice textualmente: “apareció en el cielo una gran señal, una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y sobre su cabeza una corona de 12 estrellas”.” Y estando en cinta clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento”. “ Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones y su hijo fue rebatido para Dios y para su trono”.
Los estudios iconográficos realizados analizan los diferentes estilos con los que se ha vestido a la virgen hasta llegar al actual que responde sencillamente a un traje de gran dama según la moda de la época. Desde hace siglos el vestido de la virgen ha ido evolucionando ganando en belleza y realzando los valores de la imagen luce mucho más la cara y deja más al descubierto la belleza de su rostro…

vestuariotitulo02
vestuariofoto01

La imagen de Ntra. Sra. la Virgen del Rocío en su caracterización de Reina, utiliza rico vestuario usado en la época barroca por las reinas y la nobleza.
La falda está acampanada y adaptada a un armazón rígido.
El corpiño está cerrado en su cuello y las mangas de bello encaje están embutidas en otras del mismo tejido que el de la falda.
Se presenta con los atributos de corona real, diadema de rayos rematados en estrellas de seis puntas, rostrillo a manera de antigua gorguera de encaje, adornado con piedras preciosas; ráfagas lobulares en sus flancos, cetro, el Niño Dios en los brazos vestido también con atributos de realeza; a los pies, el creciente con sendas estrellas de ocho rayos en las puntas y un querubín alado en su mediación.

Hasta el año pasado, la virgen contaba con un variado ajuar pero detengámonos en sus mantos, hasta el 2011 solo destacaban el manto de los Montpensier, cuya antigüedad se remonta al siglo XIX, y con el tradicionalmente llamado de los Apóstoles, realizado en la pasada centuria.

Analicemos cada uno de ellos…

vestuariotitulo03

Regalo más preciado que la Condesa de París hizo a la Virgen del Rocío junto con el rostrillo, la saya y un traje completo para el Niño para que lo luciese día histórico de su Coronación Canónica, 8 de junio de 1919. Se trata de un riquísimo aderezo realizado en tisú de plata con bordados de oro, resaltando en el centro del manto una hermosa Paloma Blanca, rodeada de flores de lis. Este lujoso vestido es el que más veces ha lucido la Venerada Imagen.

vestuariotitulo04

Podríamos decir que de todos los mantos de los que consta su ajuar el más valioso sin duda es el llamado de los Apóstoles o las Hermandades , por tener bordados en él los escudos de las Hermandades rocieras existentes hasta entonces

El manto, fue concebido como una capa pluvial , lleva a los lados dos anchas cenefas con imaginería obra de Miguel González que hizo las tallas en marfil.
En el centro un gran dibujo central con el Espíritu Santo y el escudo de la Hermandad Matriz y en la parte inferior por una amplia cenefa con todos los escudos de las Hermandades Filiales que existía en la época de su bordado en 1956.

vestuariofoto02
vestuariotitulo05

En el año 2011 la Virgen del Rocío ha estrenado un nuevo traje, el primero “del siglo XXI”, elaborado en los talleres sevillanos de bordados de Santa Bárbara, dirigidos por Joaquín López y Juan Areal.
El nuevo traje de Reina que la Virgen del Rocío estrenó ha sido bautizado por Almonte como el de Pentecostés, en alusión al motivo central de la escena que aparece en el manto: el descenso del Espíritu Santo sobre la asamblea formada por la Virgen María y el colegio apostólico.

Un traje que a decir por los miembros de la Hermandad Matriz “ha gozado de una extraordinaria acogida, especialmente entre los mayores”.
Bordado en estilo rocalla, poco frecuente en este tipo de encargos, “da la impresión de que estuviera hecho en tres dimensiones”. “Es como si fuera madera tallada, la rocalla sobresale mucho del tisú de plata que constituye el soporte”. Los artistas, que han gozado de entera libertad a la hora de diseñar este conjunto compuesto de manto, saya y túnica del Pastorcito, han utilizado como motivo central del manto la escena del misterio Pentecostal, bordada en seda natural. Sobre este motivo aparece el escudo de la hermandad Matriz, y sobre él la paloma del Espíritu Santo y una guirnalda de flores.

vestuariofoto03
vestuariotitulo06
vestuariofoto04

Cada siete años la Virgen es llevada a su Pueblo de Almonte, para rememorar los favores concedidos por su mediación, cuando debido a las epidemias, la sequía, el hambre…, los almonteños acudían a Ella para llevarla hasta su Parroquia rogándole su intercesión.
Para estos traslados, esperados con una dulce impaciencia por Almonte, la Virgen luce un traje de viaje, más conocido por los rocieros como el vestido de Pastora. En realidad no es un vestido de pastora, sino una ropa de camino habitual en el atuendo femenino de hacia 1600, compuesta por saya larga sencilla acampanada por la parte de la falda, lleva sobre sus hombros una capa roja, bohemio o esclavina bordada y sombrero de amplias alas decorado con flores silvestres y cintas. En esta ocasión no lleva corona, cetro ni media luna y se prescinde del rostrillo. Largos tirabuzones de pelo negro natural enmarcan su rostro. El Divino Pastorcito, por su parte, cambia el cetro por el báculo y viste unos calzones de tisú de oro y un pellico de armiño, cubriendo su cabeza con un sombrero de teja, de anchas alas y copa redonda.
Este traje es distinto que el de Reina.

El Niño también es vestido de Pastorcito.

Cada siete años la Virgen es llevada a Almonte con estas galas de Pastora y, de regreso a la Ermita vuelve igualmente con este traje apropiado para los viajes a su pueblo.

El traje de pastora, los investigadores lo datan del siglo XVII, al estilo de los trajes de viajes de las damas de aquella época.
Los otros investigadores lo datan del siglo XIX, todas las investigaciones hacen pensar que date del siglo XIX.
Antiguamente, la virgen era trasladada a Almonte vestida de reina, siendo desprovista de las ráfagas y media luna, para aligerar peso, era cubierta con un gualda polvo.
¿Por qué se piensa que data del siglo XIX?
Por una sencilla razón, no hay documentos sobre este traje, hasta el siglo XX, en el siglo XX, es la primera referencia documental donde se menciona a la Virgen del Rocío con el nombre de Pastora.
No hay nada anterior al siglo XX del traje de pastora, se piensa que fue vestida así por el motivo de que en el 1813, se le hicieron un nuevo paso a la Virgen, antes era unas andas muy humilde, al hacerse este paso, el peso era mucho mayor, entonces se debió de cambiar el traje por uno más ligero, lo que hoy en día es el traje de pastora.
El niño, permanecía vestido de príncipe, cuando la virgen iba de pastora, hasta el año 1949, cuando la Hermandad de la Palma del Condado, le regalo el traje del Pastorcito.
Para finalizar este documento, diremos que en las vísperas de la Festividad de la Inmaculada Concepción para quienes no la hayan visto Nuestra Señora del Rocío suele ser vestir un hermoso vestido de color celeste, sorprendiendo a cuantos se acercan a visitarla.

vestuariofoto05