Así ha sido la Visita Pastoral de Monseñor Santiago Gómez a nuestra hermandad

Durante la pasada semana, la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de nuestro pueblo ha contado con la Visita Pastoral de Monseñor Santiago Gómez, obispo auxiliar de la Archidiócesis de Sevilla. Del 27 de enero al 2 de febrero, D. Santiago se ha convertido en uno más dentro de la rutina de todas las instituciones y vecinos de Espartinas, desde los más jóvenes a los más mayores.

Han sido unas intensas jornadas planificadas por nuestro Director Espiritual, Fray Jesús Mª Tena González, quien le ha mostrado desde los distintos colegios, el ayuntamiento o residencias de mayores, hasta, cómo no, las hermandades.

Nuestra Junta de Gobierno ha asistido a diferentes citas con Monseñor Santiago a lo largo de su Visita Pastoral. Se presentaban el pasado lunes, con la celebración de una Eucaristía y posterior reunión en el salón parroquial. En ella, dos representantes de nuestra hermandad tuvieron que contarle brevemente un poco de historia de la hermandad, número de hermanos, actividades que organizadas a lo largo del año, objetivos que cumplir, etc.

Pero el día más emotivo de la visita fue el viernes 31 de enero, sin duda. Primero, las tres juntas de gobierno de las hermandades del pueblo acudieron a un encuentro con D. Santiago en el salón parroquial. Allí se presentaron todos los miembros de cada una de ellas y el obispo auxiliar les expuso la importancia de que enseñen al resto de hermanos que tienen que vivir la fe de una forma verdadera, sin quedarse en lo superficial, tomándola en serio.

«Lo que quiero transmitiros sobre todo es esta preocupación, porque la vida popular sin fe es algo en vano que al final aburre, termina agobiando. El tremendo fallo que tienen las hermandades es ese, dar por supuesta la fe, y ese supuesto con frecuencia no existe», decía. A esto añadió la anécdota de que en una ocasión, en su parroquia, recuerda que no comprendía cómo para el montaje de un altar de cultos había más personas que durante los días de cultos en sí.

«A veces nuestros titulares tienen más selfis que padrenuestros o avemarías.  En ocasiones voy a El Rocío, me siento allí en el santuario un tiempo a conversar con la Virgen y me doy cuenta de que la mayoría de personas llegan, se hacen la foto y se van. Yo no estoy diciendo que hagamos una aduana para decir quién entra y quién no en este mundo, sino que tenemos que intentar que el que se acerca disponga de los medios necesarios para que llegue al Señor y a la Virgen, y acabe con una experiencia verdaderamente de fe», contaba.

Luego, asistieron a una misa en la que también estuvo presente D. Antonio Vergara, vicario de zona. Y, finalmente, Monseñor Santiago visitó nuestra Casa de Hermandad. Contempló detenidamente el Simpecado, rezó ante él y se sorprendió con la trasera de la Carreta de Plata. También paseó por el salón de nuestra Casa de Hermandad y se detuvo mirando algunos de los cuadros allí expuestos.

Para que quede constancia en nuestra hermandad de este hito tan importante, el obispo auxiliar dejó su huella en un libro de visitas que la Junta de Gobierno le proporcionó. Después de un tiempo sentado frente al azulejo de María Santísima del Rocío que preside la sala, dejaba escrito el siguiente mensaje: «En la Visita Pastoral a la parroquia he podido reunirme con la Hermandad del Rocío de Espartinas. Agradezco a los hermanos que extiendan el amor a la Santísima Virgen en el pueblo, y exhorto a todos a ser misioneros del Evangelio en la propia hermandad y en el pueblo entero. Con mi afecto, la bendición del Señor. + Santiago Gómez Sierra, obispo auxiliar de Sevilla. 31 de enero de 2020″.

El Grupo Joven de nuestra hermandad asistió en la mañana del domingo día 2 de febrero a una charla con D. Santiago, junto a los chicos de catequesis que se preparan para recibir el Sacramento de la Confirmación. En ella les destacó el papel tan importante que tienen como jóvenes en busca de Cristo. Los animó a comunicar en sus círculos más cercanos, con alegría, el mensaje de la fe, y les recalcó que «Jesús es el amigo que nunca falla», que confiaran en él.

Para terminar, se celebró la Eucaristía dominical en compañía de todos los grupos y hermandades de la parroquia para despedir a quien, según decía nuestro Director Espiritual, «ha evangelizado en todo el pueblo de Espartinas con el ejemplo vivo del Señor. Hemos sentido esta semana como si el propio Jesús estuviera entre nosotros gracias a su forma de ser».

La Hermandad del Rocío de Espartinas tendrá para siempre este agradable recuerdo escrito en su historia, ya que es la primera vez que recibe la Visita Pastoral de uno de los elegidos por Dios para predicar el Evangelio.

Estimado D. Santiago, gracias por su cercanía, por la inquietud por conocer cada detalle de nuestro patrimonio y, por animarnos a no flaquear en los tiempos que corren en contra de la fe. Ha sido todo un honor. Elevamos nuestra oración a Nuestra Señora del Rocío para que lo cuide y proteja por siempre.